ARGUMENTO

No hay sueño grande que no entre en barco pequeño. Ésta era la máxima de Robert Manry. Así, en 1966, sacó su pequeño Tinkerbelle de trece pies de su garaje y se dispuso a cruzar el Atlántico, de Falmouth (Massachusett) a Falmouth (Inglaterra). Su discreto proyecto, que mantenía casi en secreto, se convirtió en una especie de carrera entre el periódico donde él trabajaba y el de su competencia local. El humor de Manry y su perfil de clase media stándar americano lo convirtieron en objetivo de cámaras y micrófonos. Steve Wystrach, lector de la versión impresa de Manry at sea, se dio cuenta de que el libro hablaba de una cámara de 16 mm embarcada durante el cruce. Tras la muerte de Manry en 1971, tirando del hilo y hablando con los escasos familiares, encontró cintas, fotografías y recortes en su garaje. Esta es la historia de Robert Manry, un documental maravilloso y recién estrenado.

DIRECTOR

Steve Wystrach

PAÍS

EE.UU.

AÑO

2018

DURACIÓN

95′

DOMINGO 10 DE MARZO
SALA BBK
17.00